Big Data: En búsqueda del activo más importante

big data boeing 737
¿Qué es Big Data?

Se denomina Big Data a la administración y análisis de grandes cantidades de datos que no pueden tratarse de manera tradicional ya que sobrepasan las capacidades computacionales y límites del software que son usados normalmente para la gestión, captura y procesamiento de información. Sin embargo, el concepto de Big Data no está asociado exclusivamente al almacenamiento de un gran volumen de información, también se relaciona con la posibilidad de utilizar la información que producen masivamente, personas y organizaciones por medio de un sinnúmero de dispositivos (sensores, archivos de audio, micrófonos, cámaras, escáneres médicos o teléfonos inteligentes) para hacer más eficiente la toma de decisiones.

El activo más valioso: los datos

En general, para cualquier industria, el Big Data puede servir de apoyo (i) en los procesos complejos de toma de decisiones, (ii) en extraer “inteligencia” de la combinación de diversas fuentes y (iii) en el trabajo con grandes volúmenes de información.

Hoy en día, la era digital permite que las personas y las cosas se conecten cada vez más a la red provocando que el volumen y la variedad de la información producida crezcan de forma exponencial. Es así como en los últimos años se ha generado más información que en el tiempo de vida de la humanidad. Una proporción impresionante, pero a la vez frustrante cuando sabemos que algunas industrias logran analizar menos del 1% de sus datos. Es importante resaltar que con el aprovechamiento de la información distintas organizaciones han detectado oportunidades de negocio y, en ocasiones, obtener ventajas competitivas en su industria.

Por ejemplo, un vuelo de ocho horas en Boeing 737 de Nueva York a Londres puede generar 320 terabytes de información (Un equivalente a cerca de 13,000 horas de video grabadas en 4K con el Iphone X). Con la información que obtienen en pleno vuelo, las aerolíneas logran diagnosticar cualquier problema en el avión en tiempo real e informar a sus tripulaciones para que tomen los correctivos necesarios. De esta manera, el equipo en tierra ubicado en cualquier país tiene la oportunidad de prepararse con anticipación y hacer la reparación del avión en el momento que aterrice, ahorrando tiempos de espera y previniendo futuras fallas. Análisis inteligentes como esos permiten a las aerolíneas realizar un mantenimiento proactivo de sus aviones, y así encontrar patrones de uso, eliminar ineficiencias, ahorrar dinero y tiempo. Sobra decir que todo lo anterior también beneficia ampliamente a los pasajeros.

Por otra parte, las instituciones financieras siempre han sido organizaciones basadas en la información y con la ayuda de Big Data pueden apoyarse para conseguir nuevas oportunidades. Hoy los bancos pueden recopilar información detallada de cómo los clientes interactúan con su banco de forma presencial, en línea y en las redes sociales, de tal manera que logran extraer “inteligencia” para luego mejorar su estrategia de marketing, relaciones con sus clientes e incluso los productos que ofrecen. Esto además les permite entregar servicios personalizados a cada uno de sus consumidores como alertas bancarias individuales, seguridad en línea más sólida, mejorar la detección de fraude, tasas de interés más bajas (debido a la reducción de fraude con tarjetas de crédito) y servicios al cliente de alta calidad e híper relevantes para ellos. Bancos de China y Holanda, como el ICBC y ING hacen uso de estas herramientas.

Aprenda más acerca de los tipos datos y conozca nueve usos del Big Data en la banca en este link.

 

Tráfico de datos móviles en el mundo (promedio mensual)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Carlos Romero

Compartir: